INFO -Tema 14: Osteotomias supramaleolares.

Para la mejor compresión de este tema hemos desarrollado brevemente a modo de nota introductoria las osteotomías supramaleolares, que serán abordadas detalladamente en el siguiente tema por el Profesor Dr. Emilio Wagner.

La osteotomía periarticular de tobillo se puede usar en los siguientes casos:

  • Fracturas de pilón o tobillo que presentan daño en el área anterolateral, zona más debil, produciéndose deformidad en valgo del tobillo.
  • Pie cavo varo con artrosis medial y deformidad en varo a nivel del tobillo.

Una malalineación en valgo puede ser corregida con una osteotomía que provoque un varo compensatorio y viceversa.

Esta osteotomía tiene como característica única que sobrecorrige el eje mecánico de la extremidad  y deja el eje de carga exageradamente desplazado  según convenga hacia medial o lateral con el objetivo de descargar al máximo las áreas de cartílago dañado.

Los principales factores a evaluar para realizar una ostetomía periarticular ante una artrosis localizada de tobillo son (30, 35, 36):

  • La articulación subtalar
    • Las deformidades en varo son peor toleradas que en valgo debido al mayor movimiento compensatorio en inversión (20º) que en eversión (5º); por ello hay un menor margen para realizar correcciones de deformidades en varo que en valgo.
    • La osteotomía supramaleolar corrige mejor las presiones intraarticulares en pacientes con artrosis de tobillo localizada y articulación subtalar rígida.
  • La congruencia del tobillo 
    • Si hay congruencia y se realiza una osteotomía supramaleolar ocurre el siguiente movimiento paradójico, contrario a lo esperado:
      • Una angulación en varo aumenta la carga lateralmente.
      • Una angulación en valgo aumenta la carga medial.
    • Si no hay congruencia y se añade una osteotomía se transmitirán las fuerzas y presiones según lo esperado:
      • La presión se traslada en dirección anteromedial para deformidades en varo.
      • La presión se traslada en dirección posterolateral para deformidades en valgo.
  • Cantidad de cartílago degenerado
    • Los estudios correlacionan la cantidad de degeneración de cartílago con una mayor deformidad angular en varo  intraarticular.
    • Los límites máximos aceptados para obtener buenos resultados clínicos tras la osteotomía son un 50% de degeneración del cartílago del tobillo y un varo intraarticular de 10º.

Para artrosis localizadas de tobillo se debe evaluar la zona de mayor desgaste articular para poder determinar si existe algún grado de malalineación intraarticular.

Según esta localización se realizarán los siguientes gestos quirúrgicos:

  • Osteotomía de cierre medial tibial para la artrosis en valgo.
  • Osteotomía de apertura medial tibial y cierre lateral de peroné para artrosis en varo.
  • Osteotomías de apertura anterior para artrosis anterior del pilón tibial.
  • Osteotomías de cierre anterior para artrosis posteriores de pilón tibial.
  • En caso ser necesaria una corrección angular de más de 10 grados en una articulación congruente podría considerarse una osteotomía en domo.